Oficinas compartidas en Banfield

Memorias de un Freelancer – De Herni Douzon, CEO de Bambú Coworking

Estamos en un mundo en el que estamos constantemente presionados por factores políticos, económicos, sociales, culturales, laborales… La mayoría de las personas eligen la vida fácil, consiguiendo un trabajo en relación de dependencia. Otros manipulan, se aprovechan de los más débiles y roban, conscientes de su poder. Y también estamos nosotros, los Freelancer.
freelancer

Somos aquellos que tomamos el estilo de vida del homónimo nombre. Adoptamos una vida freelancer en la que no hay nada seguro y que, cada día, vamos construyendo nuestro proyecto con mucho esfuerzo. Somos emprendedores, hacedores de la justicia, nos valemos por nosotros mismos y no por el sueldo que la empresa o tu jefe decidan que valgas. No nos dejamos regir por las normas del capitalismo, superamos cualquier barrera, creamos nuestras propias normas y trabajamos para nuestra felicidad, no para la felicidad de otro. Tenemos en cuenta que la moneda es un bien inhumano pero necesario, pero ¿Qué estas dispuesto a hacer por conseguir dinero?

Luego de planificar mi vida como emprendedor, al comenzar mi emprendimiento, he visto gente estafar, y amenazar de muerte por dinero; he visto a un trabajador renunciar y robarse una base de datos. A un tipo robarse medio millón de pesos a su empresa hasta que lo descubrieron y echaron. Gente manipulando y extorsionando solo por sus intereses.

Nuestra vida es muy corta para estar 45 horas por semana en un lugar que no queremos estar. Tu vida vale más que cualquier suma de dinero. ¿Cuanta gente murió siendo joven? Seguramente todos conocemos a alguien que se ha ido tempranamente. Nunca vas a ser más joven que hoy. Nunca es tarde para cumplir tus sueños. Viví el hoy para que tu futuro sea como lo soñaste.

Ver más: ¿Qué es el coworking?

Trabajamos para construir nuestra felicidad. Un estado en el que se arma ladrillo a ladrillo, idea a idea, de una palabra a una oración, de una oración a una sinopsis, de una sinopsis a… Bueno, creo que se entiende a donde voy… Somos novatos que estamos en continuo aprendizaje, y que estamos seguros que vamos a continuar creciendo. Nunca se termina de madurar mientras estés vivo. Nunca es tarde para emprender. ¿Buscamos la felicidad? Sí, pero también nos enfocamos en hacer lo que nos gusta.

Nadie te va a quitar el trabajar y hacer día a día lo que a vos te guste. Y no importa el dinero que ganen otros. A fecha de hoy, yo, seguramente gane menos plata que cualquier amigo mío que trabaja en relación de dependencia. Pero las ganas de tener algo propio y, continuamente ir creciendo junto a mi emprendimiento, no me lo quita nadie. Y mi determinación determinará (valga la redundancia) cuan retributivo es luchar por mis sueños.

Sí te gustó este artículo, podes compartirlo.

Escrito por Hernán Douzon, un novato de la escritura en blogs.